Agua fría vs. agua caliente: una de ellas daña su salud | Receta Natural

Agua fría vs. agua caliente: una de ellas daña su salud

Si padece dolores de cabeza, dolores en las articulaciones, estreñimiento, problemas digestivos o más, es posible que esté deshidratado. La gente suele pasar sus días olvidándose de beber suficiente agua, un líquido poderoso que ayuda a mantener sus funciones corporales en plena forma.

Teniendo en cuenta que el agua representa hasta el 60% del cuerpo, lo mejor para usted es rehidratarse a diario, pero no solo con agua fría. Los estudios revelan que beber agua tibia puede aumentar los beneficios del agua para el cuerpo humano.

¿Qué te hace beber agua fría?

Antes de aprovechar los beneficios de beber agua tibia / caliente (80 a 106 grados Fahrenheit), veamos por qué no solo debe consumir agua fría / fría (de 45 a 70 grados Fahrenheit).

De acuerdo con este documento de revisión en European Journal of Pharmaceutical and Medical Research, sucede lo siguiente cuando bebes agua fría:

-Sus vasos sanguíneos se vuelven más pequeños y restringen tus capacidades digestivas.

Puede hacer que tu cuerpo trabaje más duro tratando de regular temperaturas nuevas y más frías en lugar de trabajar para convertir los alimentos que has consumido en energía .

-Crees el exceso de moco en tu cuerpo y aumenta tu probabilidad de enfermarse: puede solidificar las grasas y dificultar la digestión (no deseada) de su cuerpo.



7 razones para beber agua tibia.

Las culturas asiáticas han predicado beber agua tibia durante milenios. Las prácticas en medicina tradicional china y medicina tradicional hindú sostienen que es bueno para usted y que tiene efectos fisiológicos beneficiosos.

1. Mejora el metabolismo.

Beber agua tibia o caliente puede promover un metabolismo más saludable y tasas metabólicas más rápidas. Idealmente, debe beberlo a primera hora de la mañana con un chorrito de jugo de limón, ya que puede ayudar a reactivar su metabolismo.

2. Mejora la digestión.

Una buena manera de eliminar las toxinas de tu cuerpo es beber un vaso de caliente a caliente. El agua a esas temperaturas descompone alimentos y aceites más rápido, lo que hace que su digestivo sea más fácil. En este caso, el mejor momento para beber agua tibia es después de una comida.

Según la Asociación Homeopática Británica, una taza de agua hervida antes del desayuno también puede limpiar su estómago y ayudar a la digestión.

3. Limpia y purifica tu sangre.

La medicina ayurvédica sugiere almacenar agua en un recipiente de cobre, como una botella de agua de cobre. Sostienen que el cobre ayuda a purificar la sangre y matar las bacterias dañinas. Por la mañana, debe beber su cálido de un recipiente de cobre para aumentar el proceso de desintoxicación natural de su cuerpo.

Sin embargo, algunos profesionales de la salud sugieren que si bien el mineral tiene sus beneficios para la salud, beber de una botella de agua de cobre puede no tener un impacto significativo en su salud en general.

4. Combate la obesidad y el colesterol alto.

Las mezclas de agua tibia y limón (o lima) pueden ser especialmente beneficiosas para las personas que tienen diabetes. También puede ayudar a descomponer la acumulación en las arterias, lo que aumenta la circulación sanguínea. Dependiendo de su condición, puede ayudar a regular su peso y regular los niveles de azúcar en la sangre.

Además de las mezclas de cítricos, también puede verter su caliente a caliente sobre el té entre comidas. Sin embargo, el Instituto de Medicina Tradicional sugiere que el mejor momento para consumir agua de esta manera es después de haber tenido la oportunidad de digerir su comida.

5. Alivia el estreñimiento.

La hinchazón que siente durante los episodios de estreñimiento podría deberse a la deshidratación; recordar beber caliente constantemente durante el día puede ayudarlo a mantener las deposiciones regulares. También se recomienda que lo haga con el estómago vacío.

6. Disminuye la acumulación de moco.

En un estudio, los investigadores exploraron los efectos de la sopa caliente, fría y de pollo en la acumulación de moco. Descubrieron que cuando los participantes consumían calor, la cantidad de acumulación de moco disminuía en la nariz, la garganta y el tracto gastrointestinal.

Esto sugiere que beber a temperaturas más altas reduce la probabilidad de contraer un virus. También mantiene la mucosidad en movimiento, lo que no permite que las bacterias permanezcan y crezcan en esas áreas.

7. Te hace más amigable.

No pudimos evitar agregar este último punto: un estudio publicado en Science sugiere que beber una bebida caliente, en este caso, puede mejorar su estado de ánimo. Los investigadores han teorizado que nuestro cerebro procesa el “calor” y cómo juzgamos a las personas de manera similar. Por ejemplo, las personas que sostuvieron brevemente una taza de café caliente mientras miraban a una “persona objetivo” las percibieron como significativamente más calientes que aquellas que brevemente tomaron una taza de café helado.

Así que, aunque puede ser un poco exagerado, la sensación placentera que te da beber caliente puede ayudarte a ver a otras personas como “más cálidas” o más placenteras también.

Comments

comments