Otra teoría sobre el hundimiento del TITANIC | Receta Natural

Otra teoría sobre el hundimiento del TITANIC que seguro no sabias

El Titanic sufrió el accidente en 1912, del cual aún no existe una lista completa de las víctimas pero si sabe que todas las personas que se oponían a la privatización de la Reserva Federal en EEUU murieron ese día. Al año siguiente la Reserva Federal sería privatizada, por lo que es fácil dar pie a teorías conspirativas como por ejemplo la del accidente de Hindeburg en 1937 que acabó con la era de los dirigibles y se llevó a la tumba inversionistas del gobierno de Hitler, abriendo paso a los benefactores de la Guerra.

Por otro lado, personajes influyentes en la época como Sir William Pirrie (primo de Visconte Pirrie, presidente di Harland and Wolff); Milton S. Hershey (fundador de la Hershey Company); Henry Clay Frick; Theodore Dreiser; Guglielmo Marconi; Edgar Selwyn y Alfred Gwynne Vanderbilt estaban en la lista original de pasajeros pero de repente no se embarcaron en el Titanic, a pesar de haber gastado sumas que en la actualidad equivalen entre los 4000 y 10000 dólares.
titanic
El experto financiero JP Morgan construyó el Titanic, impulsado por la iglesia Jesuíta, y logró que en el mismo se montaran los norteamericanos más ricos y que se oponían a la Reserva Federal. Pero Morgan, quien lo había construido, a última hora no apareció porque probablemente sabía que solamente sería un viaje de ida.

Muchos de estos acaudalados no pudieron acceder a botes salvavidas para dar espacio a mujeres y niños, pero otros hombres menos conocidos si pudieron salvarse y fueron escogidos antes que mujeres o niños. Desde siempre nos contaron que el accidente fue causado por un iceberg pero, ¿es prueba suficiente una montaña de hielo con una mancha de pintura roja? Además, la era del carbón británico murió con el Titanic y abrió paso a la del petróleo estadounidense.

Los banqueros Jesuitas orquestaron una trama complicada para lograr que todos esos acaudalados no deseados viajaran en el Titanic, con la excusa de que era una nave segura e imposible de hundir. Llegaron al punto de convencer al capitán Edward John Smith, también Jesuita, de aprovechar la oscuridad de la noche para golpear el único punto débil de la nave sobre un iceberg, lo que permitiría entrar agua suficiente para hundir una embarcación de esas proporciones. Se calculó de tal manera, que convencieron a la nave California, que se sabía estaría cerca del posible lugar del accidente, de no responder a los constantes llamados de auxilio que provendrían del Titanic.

Raimondo Vitillo, uno de los sobrevivientes, siempre sostuvo que no había sido un iceberg sino que otra embarcación de bandera holandesa o sueca había chocado deliberadamente contra el Titanic, además que al momento del accidente nunca vio algún iceberg cerca. Su hijo cuenta que siempre le creyó al padre porque cada vez que contaba el hecho, no cambiaba siquiera los detalles más mínimos. Raimondo envío muchas cartas a su embajada contando el hecho pero jamás recibió respuesta.

Comments

comments